Hemorroides en perros ¿Cómo curarlas?

hemorroides-en-perros
blank

Perros

Publicado en septiembre 1, 2019

Observar el ano de nuestro perro inflamado, enrojecido o con presencia de alguna protuberancia puede llegar a causar preocupación en cualquier dueño canino, al pensar que pueda estar padeciendo de hemorroides. Es por lo que, hemos redactado toda la información que necesitas saber acerca de las hemorroides en perros. Pues, a pesar de no presentarse en los caninos como tal, las hemorroides suelen confundirse con otras condiciones de salud que sí afectan a los perros. Principalmente a aquellos que sufren de trastornos digestivos.

Y como para nosotros velar por la salud y el bienestar de tu mascota siempre será una prioridad, en este artículo resolvemos tus dudas relacionadas con las hemorroides o más bien con las almorranas en perros. Así que sigue leyendo este artículo y aprende junto a nosotros sobre los síntomas, causas, tratamiento y prevención de esta inflamación en el ano de los perros. 

¿A los perros les dan hemorroides?

A pesar de que padecer la molesta presencia de hemorroides es una condición frecuente en los seres humanos, las hemorroides definitivamente NO son un mal que pueda llegar a afectar a los perros. Sin embargo, pueden padecer de otra enfermedad o condición similar que afectará su salud como lo son las almorranas.

Las almorranas son también venas que llegan a inflamarse y a sobresalir dentro de el ano y son conocidas como las hemorroides de los perros.

Estas inflamaciones en las venas del recto o el ano suelen aparecer debido a problemas digestivos que impliquen mayor esfuerzo al defecar como lo es la presencia de estreñimiento. Así que los vasos sanguíneos ubicados en el recto y el ano, empiezan a agrandarse debido al aumento de la presión sanguínea en la zona, lo cual al notar, será normal llegar a confundir con un caso de hemorroides.

Otra posible causa que involucra la inflamación del ano del perro y que puede llegar a ser confundida con las hemorroides, son las las infestaciones con parásitos internos. Uno de los primeros signos de una infestación de parásitos es la diarrea prolongada, por lo que la zona del ano puede manifestar inflamación y enrojecimiento.

blank

Síntomas de hemorroides en perros

Cuando a un perro se le han inflamado las venas del recto o el ano, es decir, cuando se esta presentando un cuadro de almorranas, el primer síntoma que manifestará será la apariencia hinchada de su ano, inflamación, picazón e incomodidad al defecar. Sin embargo, las almorranas suelen confundirse con otras enfermedades que pueden darse en el ano o recto de los perros, de las cuales te contaremos más adelante. Pero dicha confusión se presenta pues los síntomas de este tipo de problemas en las glándulas del ano de los perros son muy similares.

Los síntomas más comunes de las almorranas en los perros son:

  • Dificultad al defecar.
  • Picazón.
  • Arrastrar el ano contra el suelo para calmar la picazón.
  • Ano con apariencia inflamada.
  • Presencia de sangre en las heces.
  • Intentar lamerse la zona anal.
  • Rechazo hacia ti cada vez que intentas tocar su parte trasera.

Cuando estas venas hinchadas o vasos sanguíneos inflamados aún no se perciben en el ano de tu perro, el primer síntoma que se manifestará será la presencia de sangre en las heces, en especial si tu perro padece de estreñimiento. Pues al aumentar la presión en el ano, estos vasos sanguíneos dilatados estallarán y producirán sangrado.hemorroides-perros

Enfermedades en el ano de los perros

Tanto en el recto como en el ano de los perros se pueden generar diferentes tipos de condiciones que debido a su sintomatología suelen confundirse con hemorroides. La mayoría de estos problemas están relacionados con la inflamación en las glándulas o sacos anales, los cuales son los encargados de producir el líquido con el cual se lubrican las heces para favorecer la defecación y con el cual realizan el marcaje. En ocasiones, el conducto puede inflamarse, impidiendo así que dichos sacos anales vacíen el fluido en su interior, por lo que da paso a obstrucción, inflamación y en muchos casos infección de las glándulas anales del perro.

Algunas de estas enfermedades son:

  • Tumores: La presencia de tumores en las glándulas anales de los perros es una condición bastante grave y poco frecuente. Además, en casi el 25% de los pacientes afectados, el tumor puede incurrir en el aumento de los niveles de calcio, produciendo a su vez falla renal.
  • Fístulas anales: Son una especie de túneles u orificios que se presentan en la piel y tejidos de la zona perianal. En un principio puede ser difícil lograr observar dichos orificios, pero en la medida en la que la enfermedad avanza, va siendo más evidente. Así como también, la manifestación de dolor e incomodidad del perro afectado.
  • Prolapsos rectales: Se pueden dar prolapsos rectales incompletos o completos. En el primer caso puede evidenciarse una mínima parte de la mucosa del recto cuando el perro esta defecando, la cual desaparece al terminar la deposición. Y en el caso de un prolapso completo se evidenciará una masa que sobresale en el ano. Esta condición se presenta por lo general como consecuencia de episodios de estreñimiento crónico, obstrucciones anorectales, el embarazo y el parto.

Como fue mencionado antes, lo signos de estas condiciones son bastante similares, por lo que será fundamental consultar con un veterinario antes de implementar cualquier tratamiento natural, remedio casero, cremas para hemorroides, entre otros. Al ser debidamente diagnosticado el paciente, el veterinario procederá a suministrar el tratamiento adecuado para tu perro, según la enfermedad que este padeciendo.

Mi perro tiene hemorroides ¿qué puedo hacer?

Si tu perro padece de hemorroides o más bien almorranas lo primero que debes hacer es llevarlo con un veterinario para que sea revisado. Pues, debes tener en cuenta que en principio solo notarás la inflamación en la zona del ano o una protuberancia, pero lo cierto aquí es que la patología específica que se pueda estar presentando puede ser cualquiera de las anteriores condiciones que hemos mencionado. De tal forma que, el veterinario debe examinar debidamente al perro para dar con un diagnóstico base.

Así mismo, ten en cuenta que a pesar de que una condición como las almorranas o una fistura anal suele empezar de forma leve, si se deja avanzar puede llegar a causar mucho dolor a tu perro, disminuyendo así su calidad de vida, además de ser el inicio de futuras enfermedades más graves.

¿Cómo curar las hemorroides en los perros?

En este caso no hablaremos en concreto de hemorroides en perros pues como hemos visto son una condición poco probable en los caninos, pero si sobre cómo tratar las almorranas en los perros. Para esto, los veterinarios suelen recetar cremas especializadas, sin embargo, estas serán suministradas cuando la inflamación se ve en la parte externa del ano. Cuando aún la inflamación se encuentra en el interior del recto, el médico procederá a recetar supositorios. La cirugía también se utiliza para aliviar este problema, pero suele ser implementada como última opción.

No obstante, nuevamente en este apartado nuestra recomendación es que busques asistencia médica veterinaria, pues aunque puedas encontrar “cremas para las hemorroides en perros”disponibles en el mercado, lo cierto aquí es que ante el desconocimiento de la condición específica que este padeciendo el perro puedes empeorar la situación al aplicar un medicamento inapropiado. Un ejemplo de ello sería la aplicación de una crema o pomada para desinflamar sobre un tejido infectado, en este caso lo que se necesita es un antibiótico, por lo que dicha pomada podría avanzar la infección e incurrir en fístula perianal. mi-perro-tiene-hemorroides

 

¿Cómo prevenir las hemorroides en los perros?

A pesar de que las causas de las hemorrides o las almorranas en los perros no son totalmente conocidas, si podemos darte algunos consejos para prevenirlo de padecerlas.

Como lo mencionamos anteriormente, las hemorroides por lo general son el resultado de problemas digestivos en los perros, así que las siguientes recomendaciones ayudarán a que tu perro tenga una digestión saludable y se mantenga libre de hemorroides:

  • Suminístrale una dieta rica en fibra y prebióticos.
  • Suministra suficiente agua para mantenerlo hidratado.
  • En caso de que lo veas haciendo más fuerza de la normal al defecar, suministra productos naturales como el aloe vera.
  • Fomenta los momentos de ejercicio para evitar un estilo de vida sedentaria.prevenir-hemorroides-en-perros

El especial cuidado que implementes sobre su digestión favorecerá su salud intestinal y la prevención de condiciones incomodas de salud como lo son el estreñimiento y las almorranas caninas. Si quieres saber más acerca del estreñimiento, u otras enfermedades digestivas en los perros no olvides ingresar a nuestra categoría de salud.

Para concluir queremos recordarte la importancia de cuidar a tu perro en todos los sentidos, de llevarlo al veterinario periódicamente y de suministrar una alimentación saludable y adecuada para su etapa. Ya que, solo este será el medio adecuado para prevenirlo de contraer enfermedades virales, complicaciones de salud y el desarrollo de incomodas condiciones como lo son las hemorroides en perros, entre otras.

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

    • ¿Qué tipo de mascota tienes?

      PerroGatoOtro




    • Encuéntranos en