6 consejos para ayudar a una gata a parir

consejos para ayudar a una gata a parir

Cuidados

Publicado en mayo 11, 2022

Si tu gata esta embarazada, es probable que desde el primer día estés indagando en los cuidados necesarios durante el embarazo y por supuesto en cómo ayudarla a parir. Pues a pesar de que, el parto es un proceso que pueden afrontar por simple instinto, si es cierto que puedes implementar preparativos que puedan ayudarla y sobre todo monitorear que todo ande bien. 

Es por eso que, en este artículo te daremos importantes consejos para atender el parto de una gata, que te serán de mucha utilidad para cuando llegue este maravilloso día.

También te puede interesar: ¿Qué hacer cuando una gata tiene gatitos?

Señales de que una gata va a parir

Para conocer el paso a paso a la hora de ayudar a tu gata a parir, lo primero será por supuesto poder identificar cuando se encuentra en trabajo de parto. Esto, a partir del reconocimiento de ciertos signos propios de la etapa de finalización de la gestación, entre los cuales se encuentran:

  1. Expulsión de secreción mucosa transparente con leves manchas de sangre
  2. Búsqueda del nido: Cuando empieza a sentir la actividad uterina (dilatación) la gata empezará a buscar un nido, abrigado y oscuro donde parir.
  3. Lamerse la zona perianal
  4. Se mostrará nerviosa, especialmente si es primeriza.
  5. En ocasiones las contracciones uterinas pueden reflejarse en el movimiento de su abdomen.
  6. Aceleran la respiración

No obstante, existen otras formas de calcular cuándo una gata debe dar a luz, o por lo menos cuando se encuentra cerca de finalizar la gestación. Principalmente a partir de:

  1. Controles veterinarios: A partir del control del peso semanal y por supuesto las ecografías, el veterinario puede indicar el rango de fechas en las cuales probablemente se de el parto.
  2. Contar los días desde la primera monta: Aunque determinar los días exactos de gestación resulta difícil en las gatas, teniendo en cuenta el desconocimiento del momento exacto de la ovulación, si puedes contar los días exactos desde el día de la monta. Debes saber que, como regla general, el parto se dará 65 días después de este día. 
  3. Llevando un control de su temperatura rectal: Normalmente, las gatas reflejan una disminución de su temperatura rectal 12 horas antes de empezar el trabajo de parto. De tal forma que, llevando un control de su temperatura diariamente o al menos día por medio puedes determinar cuando la misma disminuye. Por lo general se refleja una disminución de 38 a 36 ‘5 grados.senales de que una gata va a parir

¿Cómo ayudar a parir a una gata? 

Ahora bien, después de identificar las señales de inicio de trabajo de parto, ya tendrás claro que es hora de iniciar con los preparativos para poder ayudar a tu gata en el momento de dar a luz.

Primero que todo debes saber que el parto iniciará con contracciones uterinas visibles, es decir que, podrás notarlo en su abdomen, su respiración agitada y por la boca y la secreción vaginal. 

Así que los pasos a seguir son:

1) Ayúdale a preparar su nido 

Lo ideal es que el nido esté preparado mucho antes de iniciar el trabajo de parto, pues la búsqueda del nido empezará durante la primera fase del parto, es decir, cuando empieza la dilatación del cuello uterino. 

Para preparar el nido únicamente necesitas una caja puede ser de cartón y algunas toallas que cubran el fondo. La idea es que cuente con una cama calientita (22° c) y preferiblemente en un lugar oscuro o con poca entrada de luz. 

Así mismo, la caja debe contar con amplio espacio para asegurar tanto la comodidad de la gata como de sus gatitos.

2) Ayúdala a relajarse 

El nerviosismo es un signo claro durante el trabajo de parto por ende lo ideal será ayudarla a mantenerse tranquila. 

Por una parte, si tu gata ha tomado un comportamiento esquivo o agresivo, evita estar todo el tiempo cerca, pues la estresarás más. En estos casos puedes pasar cada 15 minutos a verla y verificar que todo marche bien, pero sin invadir su espacio. 

Por otra parte, utilizar música relajante con bajo volumen de fondo o poner un difusor de feromonas sintéticas para gatos puede ayudar a disminuir su estrés. como ayudar a parir a una gata

3) Evita intervenir, pero mantente presente 

Recuerda que SI puedes ayudar a tu gata a dar a luz, pero no debes acercarte de más, ni mucho menos tocar a sus crías. Por un lado, una gata a punto de dar a luz puede desarrollar un comportamiento agresivo o incluso podría aborrecer a sus gatitos al detectar olor a humano. 

La señal de que los gatitos vienen en camino será la secreción vaginal con sangre. A partir de allí, las contracciones podrán durar de 1 a 2 horas hasta la expulsión del primer gatito. 

Recuerda que hasta 2 horas será un lapso de tiempo normal, es decir que, si notas que ha pasado más tiempo y no ves aún ninguna cría, lo ideal es que se lo comuniques al médico pues podrá presentarse un caso de distocia (obstaculización del trabajo de parto). 

Por este tipo de situaciones de posible peligro y algunas que mencionaremos más adelante es importante mantenerte presente o al menos muy pendiente del proceso.

4) Asegúrate de que expulse las placentas 

Cada gatito nacerá en una placenta o bolsa diferente, así que de acuerdo con el número de gatitos debe corresponder el mismo número de placentas. De no ser así, puede suceder que una de ellas se haya quedado en el canal vaginal. 

Si tienes dudas al respecto, asegúrate de consultar con su veterinario pues podría generar una infección.

5) Vigila el bienestar de cada gatito 

La gata sabrá por instinto que debe limpiar a cada gatito con su lengua, quitando la bolsa y cortando el cordón umbilical. Sin embargo, puede que por cansancio o incomodidad no lo haga. 

En este caso, sí será necesario que tú realices este trabajo. Para ello toma el gatito con una toalla y límpialo suavemente, frotando especialmente su nariz para que pueda empezar a respirar. 

Para cortar el cordón umbilical puedes amarrar un hilo desinfectado con alcohol a 2 cm del gatito y otro 2 cm más adelante del primer nudo. Luego realiza el corte en la mitad de ambos nudos. 

6) Asegúrate de llamar al veterinario en caso de que algo se complique 

Lo ideal es que le comuniques al veterinario que tu gata se encuentra en trabajo de parto, esto con el fin de que pueda estar alerta ante cualquier complicación, tales como:

  1. Distocia.
  2. Placenta atascada.
  3. Riesgo de aborto.
  4. Que entre el nacimiento de una cría y la siguiente se den más de 3 o 4 horas.
  5. Expulsión de un líquido café con olor desagradable, como signo de infección uterina.
  6. Hemorragias
  7. Fiebre
  8. Entre otras. ayudar a una gata a parir

También te puede interesar: ¿Cómo saber si mi gata está embarazada?

Recomendaciones adicionales 

Adicional a los anteriores tips para ayudar a parir a tu gata, queremos reiterar algunas recomendaciones importantes a tener en cuenta durante el nacimiento de los gatitos.

  1. Recuerda que, los gatos son animales autosuficientes, así que, en teoría no necesitaría ninguna ayuda al momento del parto” por ello no debes intervenir, a no ser que sea necesario.
  2. Una vez los gatitos nacen deben desplazarse hacia las mamas de su madre. En caso de ver a un gatito que no lo ha logrado, ubícalo por tu propia cuenta, sujetándolo con una toalla.
  3. Si notas a tu gata estresada evita estar encima de ella o revisa qué aspectos a su alrededor pueden estar empeorando su estrés para retirarlos. Una gata estresada podrá inhibir su trabajo de parto y retrasarlo lo cual puede poner en peligro la vida de los gatitos.
  4. No te preocupes si entre el nacimiento de un gatito y otro pasa mucho tiempo, esto puede darse de forma normal en un intervalo desde los 10 minutos hasta 4 horas. En el caso de que hayan pasado más de 4 horas, si debes llamar al veterinario. 
  5. Si observas que la gata se come las placentas y los cordones umbilicales, no te alarmes es algo normal. tips para ayudar a parir a tu gata

Como ves, son varias las formas en que puedes ayudar a tu gata a parir a través de acciones que la asistan a vivir este proceso de forma tranquila, segura y libre de estrés. Así que, si su etapa de preñez está a punto de finalizar, esperamos que estos consejos te sirvan para atender el parto de tu gata.

Bibliografía

  1.   Ettinger, Stephen (2007). Capítulo 255 “Reproducción felina”, en “Tratado de medicina interna veterinaria, Vol 2”; página 1704 a 1707.

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Agrocampo S.A.S NIT 860.069.284-2 Todos los derechos reservados.

Encuéntranos en