Síndrome braquicefálico en perros

sindrome braquicefalico en perros
blank

Perros

Publicado en octubre 15, 2021

Ciertas razas de perros, por sus características físicas pueden padecer numerosos padecimientos. Uno de los más comunes en los de cara chata es el síndrome braquicefálico en perros

Si estás pensando en adoptar un perro con estas características, o ya tienes uno, te recomendamos leer este artículo para que conozcas los problemas más comunes que afectan a los perros braquicéfalos, así como las formas en que es posible prevenir los mismos. 

¿Qué es un perro braquicéfalo?

Los perros braquicéfalos suelen reunir las siguientes características:

  • Cabeza corta
  • Cara achatada
  • Huesos nasales cortos
  • Orificios nasales más o menos reducidos. 

Y si bien no todos los perros braquicéfalos padecen del Síndrome Braquicefálico, lo cierto es que tienen una mayor predisposición que aquellos de razas con características opuestas.  que es un perro braquicefalo

¿Cómo se manifiesta el síndrome braquicefálico en perros?

El síndrome braquicefálico en perros causa las siguientes alteraciones en la morfología:

  • Malformaciones en la tráquea
  • Alargamiento del paladar blanco
  • Reducción del diámetro de la laringe
  • Estrechamiento de los orificios nasales
  • Colapso de la laringe

Estas alteraciones tienen como consecuencia los siguientes síntomas y problemas respiratorios:

  • Ruidos al respirar
  • Tos y estornudos
  • Ronquidos exagerados
  • Reflujo 
  • Dificultad para tragar
  • Color azulado en la mucosa de los labios
  • Desmayo y pérdida de conciencia
  • Apnea del sueño (deja de respirar brevemente al dormir)
  • Mal aliento en ocasiones.

Estos problemas respiratorios repercuten a largo plazo en el corazón, la circulación sanguínea y el aparato respiratorio. Por ello es necesario que al detectar cualquiera de estos síntomas, acudamos de inmediato al veterinario. como se manifiesta el sindrome braquicefalico en perros

Razas de perros braquicefálicos

Aquí te dejamos las 5 razas de perros braquicefálicos. Aunque no todos padecen necesariamente del síndrome braquicefálico, lo cierto es que la incidencia en los mismos es mucho mayor:

1. Bulldog Inglés

El bulldog inglés es un perro de contextura robusta, de hocico corto y papada colgante bajo el cuello. Estas características los predisponen a padecer problemas respiratorios, y la mayoría de perros presentan al menos una de las anomalías que causa el Síndrome Braquiocefálico. 

Los problemas más frecuentes que veremos en la raza son:

  • Golpes de calor
  • Apnea del sueño
  • Problemas digestivos

2. Bulldog Francés

El bulldog francés es muy parecido al inglés, aunque es de talla más pequeña y no tiene papada. Ahora bien, su hocico es igualmente chato y a menudo pueden presentar orificios nasales demasiado pequeños, o un estrechamiento del paladar blando. 

En esta raza, los ronquidos al dormir son usuales, pero si estos comienzan a ser exagerados, es necesario consultar al veterinario para saber si es necesaria una corrección quirúrgica. razas de perros braquicefalicos

3. Pug Carlino

El perro pug es pequeño, compacto y de cara chata. A menudo sufre disnea o dificultad para respirar, además al tener la tráquea más estrecha que otras razas, suelen presentar en mayor proporción los problemas respiratorios y cardíacos derivados del síndrome braquiocefálico. 

4. Pequinés

El perro pequinés tiene un hocico corto y chato, y por tanto tiene la misma o mayor predisposición que las razas anteriores a padecer del síndrome braquicefálico. Tanto es así que numerosos perros participantes en exposiciones caninas han sido descalificados por no pasar los exámenes de salud veterinaria. 

5. Shi Tzu

El hocico del shi tzu no es tan corto como el del pug o el pequinés, lo que hace que entre estas razas braquicéfalas padezca con menos frecuencia de las consecuencias del síndrome. Sin embargo, hay que prestar atención a las altas temperaturas, pues por su abundante pelaje podrían sufrir golpes de calor. 

Asimismo, se deben controlar sus ronquidos al dormir, que son frecuentes, pero no deben ser excesivamente audibles.razas de perros braquicefalos  

Problemas de los perros braquicéfalos

Los perros braquicéfalos presentan determinadas limitaciones en su vida diaria, a los que debemos prestar atención, y prevenir en la medida de lo posible. Te los comentamos con más detalle a continuación: 

1. Anestesia en perros braquicéfalos

En determinados momentos, la solución para los problemas y deformaciones causadas por la braquicefalia en perros requiere una intervención quirúrgica. Cuando esto ocurre, es necesaria la anestesia general. 

En dependencia de la gravedad del problema a corregir, la anestesia representará o no un riesgo, y por eso se hace necesario que tras cualquier intervención quirúrgica los perros braquicéfalos permanezcan en observación durante las siguientes horas. Esto, por la probabilidad de que ocurra una obstrucción respiratoria. 

Cuando un perro con síndrome braquicefálico ya tiene una edad avanzada y su laringe ha reducido su tamaño, la anestesia general representa un verdadero riesgo. Por lo que la permanencia en cuidados intensivos es totalmente necesaria. 

2. Perros braquicéfalos y viajes en avión

Los perros braquicéfalos al viajar en avión pueden presentar falta de aire, por tanto, es necesario consultar antes de cualquier viaje a un veterinario. 

Este a menudo recetará medicamentos broncodilatadores, antiinflamatorios y antitusígenos para aliviar los posibles síntomas que afectarían la calidad de vida de tu mascota. 

3. Golpes de calor o exceso de calor en el cuerpo

Los perros con síndrome braquicefálico son propensos a los golpes de calor. Por su incapacidad para respirar correctamente, cuando estos canes se someten a ejercicio (aunque sea moderado) pero bajo temperaturas altas, las probabilidades de que sufran un golpe de calor son muy altos. 

De igual modo, esta podría ser la causa de que muchas personas se pregunten por qué los perros braquicéfalos no pueden nadar. Se trata igualmente de un ejercicio que requiere de una adecuada capacidad respiratoria, y un bombeo de sangre que, en muchos casos, estos perros son incapaces de realizar. 

Es importante que, al sacar a un perro braquicéfalo a pasear, llevemos con nosotros agua para mantenerlo hidratado. 

4. Problemas gástricos y dificultad para respirar

A menudo, los perros braquicéfalos también padecen de reflujo y regurgitación de alimentos. Y sí, aunque parezca que estos son provocados por problemas puramente digestivos, en realidad se derivan de las deformaciones en la laringe y el paladar. 

Por eso se recomienda vigilar la forma en que estos perros ingieren alimentos, ya que, si lo hacen de manera desesperada, pueden atragantarse lo mismo con comida que con agua. 

Una buena idea es comprarles un comedero para perros ansiosos que cuente con varias depresiones y obstáculos para que realice la ingesta más pausadamente.

5. Collares y bozal para perros braquicéfalos

Cualquier dispositivo que pueda obstruir potencialmente la garganta y las vías respiratorias de un perro braquicefálico, debe ser evitado, pues podría empeorar la patología. 

Lo mejor es optar por un arnés en vez de collar, y bozales específicamente diseñados para perros con estas características. Así mismo evitar a toda costa los collares de ahogo.

6. Atracones con snacks y carnazas

A la hora de suministrar snacks a un perro braquicéfalo se debe tener en cuenta que opciones como huesos, carnazas, galletas o snacks de tamaño grande deben ser evitados. De lo contrario el perro al intentar masticar y tragar podrá atragantarse y ahogarse. 

Así que lo ideal es escoger snacks o galletas de tamaño pequeño y que sean fáciles de masticar.

El síndrome braquicefálico en perros se ha derivado de los cánones de belleza surreales que los criadores y concursos caninos promueven al incentivar la creación de nuevas razas con características específicas como esta. Y a pesar de ser una consecuencia tan lamentable y triste para nuestras mascotas, puede corregirse a tiempo. problemas de los perros braquicefalos

Por ello son necesarios los controles veterinarios semestrales para detectar cualquier anomalía, y así tomar las medidas adecuadas en pro de que la calidad de vida del animal mejore considerablemente. 

Esperamos que hayas aprendido un poco más acerca del síndrome braquicefálico en perros y que puedas seguirnos en redes sociales para estar al tanto de más contenido de valor. 

 

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Revisado por:

blank

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • ¿Qué tipo de mascota tienes?

      PerroGatoOtro




    • Encuéntranos en