¿Es buena la dieta BARF para perros? ¡Resuelve tus dudas!

es buena la dieta barf para perros

martes 28 marzo, 2023

¡Las dietas crudas definitivamente llegaron para quedarse y actualmente se encuentran en tendencia! Sin embargo, antes de suministrarla a nuestro peludo, vale la pena preguntarse si en realidad es buena la dieta BARF para perros o no.

Por tal razón, en este artículo te explicamos las ventajas, los riesgos y si nuestros expertos consideran si es una buena opción de alimentación para tu perro. ¡Toma nota!

¿En qué consiste la dieta BARF para perros?

La dieta BARF es un tipo de alimentación para perros relativamente reciente. Esta consiste en la adaptación casera del modelo “Depredador-presa” que los perros al ser descendientes de los lobos tendrían en la naturaleza.

Como consecuencia, este tipo de dieta incluye como ingredientes principales la carne cruda, los huesos carnosos y las vísceras.

Y aunque desde 1990, año en el cual se dio su surgimiento, ha generado gran controversia en el sector de las mascotas. Lo cierto es que existen fuertes argumentos a favor y en contra, así que, para saber si es buena la dieta BARF para perros o no, los revisamos con detenimiento en el siguiente apartado.en que consiste la dieta barf

Te puede interesar: Dieta BARF para perros. Lo que debes saber

Aspectos a favor de la alimentación cruda

La dieta BARF surge del concepto “Biologically Appropiate Raw Food” acrónimo utilizado para referirse a las dietas crudas, por lo cual busca suministrar una alimentación mucho más natural a las mascotas y evitar que suplan con aditivos y químicos que puedan estar presentes en las dietas comerciales.

Por tanto, revisemos los beneficios que imparten los principales promotores del BARF:

Evitar los aditivos

El hecho de buscar una alimentación más natural parte de la necesidad de suministrar al perro una alimentación libre de aditivos, que afirman se agregan en las dietas comerciales como aromatizantes o saborizantes para despertar el apetito del perro, pero sin saber si en realidad cuenta con ingredientes de calidad.

Lo cierto aquí, es que a pesar de que suelen denominarlos como “químicos innecesarios” muchos de estos “aditivos” son vitaminas y oligoelementos necesarios para asegurar la salud del organismo.

Conocer con exactitud que está comiendo el perro

A partir de una dieta BARF puedes conocer con exactitud cada uno de los ingredientes, aspecto que con una dieta comercial es casi imposible.

Sin adición de granos

Los defensores de las dietas crudas afirman que los granos, cereales y gluten son perjudiciales para el consumo de las mascotas. Sin embargo, diversas investigaciones han comprobado que los perros a través de su evolución se han adaptado al consumo de carbohidratos.

Por lo anterior, técnicamente su consumo solo debería evitarse si el perro presenta una intolerancia, por ejemplo, al gluten.

Mayor calidad de las heces

Cuando una dieta BARF cuenta con los ingredientes adecuados resulta muy fácil de digerir. Incluso esta facilidad para digerir conlleva a un resultado exponencialmente mejor comparado al de un concentrado de baja calidad.

Por lo anterior, mejora el olor, la consistencia y calidad de las heces.

Favorece la salud dental

La textura y forma de los huesos favorece la limpieza dental. Esto se afirma teniendo en cuenta que la dieta BARF incentiva la masticación, durante la cual se retiran las acumulaciones de sarro y placa en los dientes. Sin embargo, el consumo de huesos trae otros riesgos asociados que revisaremos más adelante.

Se evita que los nutrientes se destruyen por el efecto térmico

Muchas enzimas, vitaminas y nutrientes no son termoestables, por lo cual se destruyen bajo los efectos del calor.

Teniendo en cuenta este aspecto, para los defensores de la dieta BARF una alimentación cruda garantiza el consumo de la totalidad de nutrientes presentes en un alimento.beneficios dieta barf para perros

¿Cuáles son los principales riesgos de la dieta BARF?

Así como a la dieta BARF se le pueden asociar ciertos beneficios, lo cierto es que una alimentación basada en carne cruda también puede presentar algunos riesgos para el organismo del perro.

A continuación, te contamos sus principales aspectos en contra:

Desequilibrio nutricional

La dieta de un perro debe suplir todos sus requerimientos nutricionales, y aunque se piensa que con una alimentación a base de carne cruda esto se cumple al 100%, no necesariamente es así.

Al revisar diversos portales en internet con recetas BARF, se pueden evidenciar los siguientes errores nutricionales:

  • Unas sugieren niveles de proteína muy altos, los cuales no son sanos para perros adultos mayores o aquellos con patologías renales o hepáticas.
  • Niveles altos de grasa, lo cual puede incidir en el desarrollo de pancreatitis.
  • Bajos o altos valores de calcio, lo cual conduce a deficiencias o excesos.
  • Deficiencia de vitamina E.
  • Deficiencia de minerales u oligoelementos como el zinc, cobre, manganeso y yodo.

Un aspecto importante aquí, es que las deficiencias nutricionales no necesariamente se ven en el aspecto del perro. Ellos pueden manifestar un óptimo estado de salud por muchos días, meses o años, hasta que esta se evidencie a partir de alguna alteración en la salud. Y solo sucederá cuando las reservas de un nutriente en específico se hayan terminado.

Riesgos higiénicos

Para nadie es un secreto que la carne cruda es potencialmente peligrosa a la hora de analizar su posible contenido de virus, bacterias o parásitos.

Algunos de los agentes infecciosos que puede contener la carne cruda son:

  • Virus de la enfermedad de Aujeszky (pseudorrabia)
  • E. coli
  • Salmonela
  • Endoparásitos como la tenía (Echinococcus spp.)
  • Campylobacter
  • Yersinia

Aunque muchas personas que promueven la dieta BARF afirman que los perros son inmunes a la mayor parte de estos agentes infecciosos, lo cierto es que cuando un perro consume carne infectada, esto no solo llega a ser peligroso para él, sino para los humanos con los cuales convive.

Al convertirse en portadores asintomáticos de la infección, las bacterias pueden propagarse a través de sus heces y contaminar progresivamente el hogar. Un ejemplo concreto es la Salmonela.

De igual forma, se encuentra el riesgo de salubridad de las compañías que comercializan estas carnes congeladas, pues no necesariamente están sujetos a los mismos requerimientos higiénicos de control con los cuales debe cumplir la industria alimentaria. Por tanto, no se conocen las medidas de salubridad de los contenedores, del transporte, ni siquiera si se respeta la cadena de frío del alimento.

Riesgo del consumo de huesos

Uno de los principales riesgos de la dieta BARF es por supuesto el consumo de huesos. Estos pueden causar graves obstrucciones en el aparato digestivo, ya sea en la tráquea, esófago o en el resto del tracto. Lo cual, únicamente puede revertirse a partir de intervención quirúrgica.

Otros riesgos latentes son las heridas en la cavidad oral, fracturas en los dientes, estreñimiento o incluso perforaciones intestinales.

Alimentos no apropiados y perjudiciales

Al elaborar un menú BARF para un perro evidentemente pueden cometerse ciertos errores al incluir alimentos no recomendados o que son difíciles de digerir. Y con esto no nos referimos a alimentos tóxicos como las uvas, el aguacate o el chocolate, sino a ciertos alimentos que, a pesar de que se admiten para los perros en pequeñas cantidades, al final van a seguir siendo nocivos.

Algunos de ellos son el ajo, los huevos, pescado y las habichuelas (estos 3 últimos cuando se suministran crudos)

Desarrollo de tirotoxicosis o hipertiroidismo

Muchos estudios han demostrado que el consumo de tejidos tiroideos, es decir, aquellos presentes en la cabeza y cuello de los animales, puede causar problemas en la tiroides.

Y aunque se desconoce cuál es la dosis segura de este tipo de carnes, si sucede que muchas dietas BARF suelen incluirlos, por lo cual lo mejor es evitarlo.riesgos de la dieta cruda para perros

Y entonces… ¿Es buena o mala la dieta BARF para los perros?

Como vimos antes, la dieta BARF para perros o dieta cruda trae una serie de beneficios nutricionales a nuestras mascotas, siendo el más importante el hecho de suministrar un alimento natural. Por tanto, sí se considera un tipo de alimentación adecuado y recomendado para los perros.

No obstante, resulta importante tener en cuenta los anteriores riesgos mencionados. Tanto las deficiencias en nutrientes, como el origen confiable de las carnes, el retiro de huesos evidentemente peligrosos y por supuesto la adición de ingredientes aptos al 100% para el consumo de los perros.

A nivel nutricional, no necesariamente puede afirmarse que una dieta únicamente BARF no pueda llegar a suplir de forma óptima las necesidades nutricionales de un perro sin necesidad de suplementar con vitaminas, minerales y otros compuestos. Sin embargo, esto es complicado y solo puede lograrse de la mano de un experto en nutrición.

De tal forma que, si has optado por suministrar dieta BARF, si o si debes asesorarte con un experto sobre los ingredientes y cantidades exactas, adquirir carnes de fuentes 100% confiables y evitar todo tipo de tejidos tiroideos.es buena la dieta barf para perros o no

No olvides dejarnos tu opinión acerca de la dieta BARF ¡tu opinión nos importa! Y recuerda seguirnos en @AgrocampoCO para estar al tanto de más contenido de valor.

FUENTES

Revisado por:

Luis Alberto Enciso López

Médico Veterinario Zootecnista

Matrícula Pofesional No. 12415

Domicilio gratis

© 2023 Agrocampo S.A.S NIT 860.069.284-2 Todos los derechos reservados.

Encuéntranos en